Las más salvajes teorías de la conspiración del aterrizaje lunar, desacreditadas

Las más salvajes teorías de la conspiración del aterrizaje lunar, desacreditadas

El alunizaje del Apolo 11 el 20 de julio de 1969 fue uno de los logros más asombrosos en la historia de la humanidad. Ese día, aproximadamente 530 millones de televidentes vieron a los astronautas estadounidenses Neil Armstrong y Buzz Aldrin dar sus primeros pasos en la luna. Posteriormente, los dos hombres y el tercer miembro de la tripulación, Michael Collins, volaron a salvo de regreso a la Tierra y aterrizaron en el Océano Pacífico.

Sin embargo, solo unos años después, algunas personas afirmaron que el "gran salto para la humanidad" había sido una falsificación. Las teorías de la conspiración de que el aterrizaje en la luna fue en realidad un engaño que el gobierno de los Estados Unidos había organizado para ganar la carrera espacial con los soviéticos comenzaron a ganar terreno a mediados de la década de 1970. Aunque estas afirmaciones eran falsas y fácilmente desacreditadas, han persistido hasta el día de hoy.

La mayoría de las "pruebas" de los negadores se basan en anomalías percibidas en las imágenes transmitidas a la Tierra desde la superficie lunar de la luna. "Con pocas excepciones, los mismos argumentos siguen apareciendo una y otra vez", dice Rick Fienberg, oficial de prensa de la Sociedad Astronómica Estadounidense, que tiene un doctorado en astronomía. Él tiene un conocimiento de primera mano de esto: hace casi 40 años, Fienberg debatió en la televisión uno de los primeros negadores prominentes del aterrizaje en la luna, Bill Kaysing.

Las afirmaciones iniciales del aterrizaje en la luna se realizaron en un momento en que los Papeles del Pentágono y Watergate habían erosionado la confianza de los estadounidenses en su gobierno. Pero fingir el éxito de la misión Apolo 11 requeriría un engaño a gran escala, y sería prácticamente imposible de lograr, dice Fienberg.

“Cerca de 400.000 científicos, ingenieros, tecnólogos, maquinistas, electricistas trabajaron en el programa Apollo”, señala Fienberg. “Si de hecho la principal motivación para creer en el engaño de la luna es que no confías en el gobierno, no confías en nuestros líderes, no confías en la autoridad, ¿cómo puedes sentir que 400.000 personas mantendrían la boca cerrada? durante 50 años? Es simplemente inverosímil ".

Aquí, analizamos algunas de las teorías de conspiración más perdurables sobre el alunizaje y por qué no hay evidencia que las respalde.

1. El alunizaje es falso porque la bandera estadounidense parece ondear al viento.

Si miras la bandera estadounidense en imágenes fijas de la misión Apolo 11, parece estar ondeando al viento. Pero, ¿cómo puede ser eso, si no hay viento en la luna?

La respuesta simple es que no se agita, dice Fienberg. Eso es porque no es una bandera ordinaria. Si los astronautas hubieran plantado una bandera regular en la luna, habría colgado floja como lo hacen las banderas en la Tierra cuando no hay viento. Esta no sería una foto muy atractiva, por lo que la NASA diseñó banderas especiales para que los astronautas las llevaran consigo (las seis misiones Apolo que llegaron a la luna colocaron una bandera estadounidense allí).

Estas banderas tenían una varilla horizontal en el interior para que sobresalieran del asta de la bandera. Los astronautas del Apolo 11 tuvieron problemas para extender la vara hasta el final, y en las imágenes fijas, esto crea un efecto dominó que hace que la bandera parezca ondear con el viento. En las imágenes de video de la bandera, puedes ver que solo se mueve mientras los astronautas la muelen hacia la superficie de la luna. Después de que los astronautas se alejan, permanece en la misma forma doblada debido a la varilla parcialmente extendida.

2. El alunizaje es falso porque no puedes ver las estrellas.

"Uno de los primeros argumentos que escuché y uno de los más fáciles de desacreditar ... es el hecho de que no hay estrellas en el cielo lunar", dice Fienberg. O mejor dicho, no hay estrellas en las fotos que Armstrong y Aldrin tomaron la luna. Pero si alguna vez ha usado una cámara, es fácil entender por qué.

“Todas las exposiciones de los astronautas en la luna son exposiciones a la luz del día”, explica. “La superficie estaba brillantemente iluminada [por el sol]. Y los astronautas visten trajes espaciales de color blanco brillante que son muy reflectantes ".

La exposición de las cámaras de los astronautas fue demasiado corta para capturar los trajes espaciales y la superficie de la luna y al mismo tiempo capturar las estrellas comparativamente más tenues. Lo mismo sucede si vas al porche trasero de alguien por la noche y enciendes las luces. Aunque puede ver las estrellas desde donde está parado, una cámara de exposición rápida no podrá capturarlas.

3. El alunizaje es falso porque las sombras no son correctas.

En las imágenes del alunizaje, es posible ver ciertos objetos aunque estén en la sombra. Los escépticos argumentan que si el sol fuera la única fuente de luz, este no sería el caso. Por lo tanto, el hecho de que pueda ver algunos objetos en la sombra debe ser el resultado de una iluminación especial de Hollywood.

El problema con esta teoría es que, aunque el sol es la principal fuente de iluminación de la luna, no es el solamente fuente de iluminación. Otra fuente es el suelo lunar, que refleja la luz del sol. En las imágenes del Apolo 11, “la luz del sol se dispersa o se refleja en el suelo en todas direcciones, y parte de ella, una pequeña fracción pero lo suficiente para poder ver, se dispersa en las sombras”, dice Fienberg.

Por eso, en algunas imágenes, se puede distinguir una placa que Armstrong y Aldrin dejaron en la luna a pesar de que está en la sombra.

4. El alunizaje es falso porque no puedes ver la cámara de Armstrong.

En una de las imágenes del alunizaje, puedes ver a Armstrong claramente reflejado en la visera de Aldrin. Algunos escépticos han señalado que Armstrong no parece estar sosteniendo una cámara, por lo que alguien más debe estar tomando la fotografía. Pero eso no es cierto.

Armstrong no podía caminar alrededor de la luna con una cámara de mano normal. Con su voluminoso traje, necesitaba algo que fuera fácil de manipular. La cámara que usó en la luna estaba montada en la parte delantera de su traje, que es donde están sus manos en el reflejo.

5. El alunizaje es falso porque Stanley Kubrick lo filmó.

Película del director Stanley Kubrick 2001: una odisea espacial cautivó al público en 1968 por crear una imagen realista del espacio exterior. Fue tan convincente que algunos teóricos de la conspiración se preguntaron más tarde si el gobierno realmente había contratado a Kubrick para filmar el aterrizaje en la luna en un escenario de sonido (posiblemente como el que hizo James Bond en la película de 1971). Los diamantes son para siempre).

La cuestión es que las imágenes del aterrizaje en la luna no parecían reales porque Kubrick las filmó: la película de Kubrick 2001 parecía real porque Kubrick reclutó a artistas astronómicos e ingenieros aeroespaciales para que lo ayudaran. La única "evidencia" de que Kubrick filmó el aterrizaje en la luna ha demostrado ser un engaño.

La negación del gran progreso de Estados Unidos en la exploración espacial y la creencia en estos mitos es "más una cuestión ideológica, una cuestión política, que una cuestión científica", señala Fienberg.

Para aquellos que saben que el alunizaje fue real, las teorías de la conspiración de que fue un engaño pueden parecer tontas e inocuas. Pero sus consecuencias no lo son: difunden información errónea, hacen que las personas sean susceptibles a otras teorías falsas y podrían hacerte ganar un puñetazo de Buzz Aldrin.

LEER MÁS: Explicación de las teorías de la conspiración del Titanic más locas

LEER MÁS: ¿La respuesta soviética al aterrizaje en la luna? Negación de que hubo una carrera lunar en absoluto

LEER MÁS: Por qué la Fuerza Aérea casi destruyó la Luna con una bomba H

LEE MAS: La increíble tecnología hecha a mano que impulsó el viaje lunar del Apolo 11

Mira el episodio completo de Moon Landing: The Lost Tapes.


10 extrañas anomalías y extrañas conspiraciones de la luna

Quizás superada solo por el Sol, ¡la Luna ha sido un punto central y focal en los cielos de la humanidad desde el principio de los tiempos! ¿O lo tiene? Incluso hoy, en una época en la que las historias extrañas y extravagantes fluyen libremente por Internet, algunas afirmaciones sobre la Luna están a la altura de las mejores. Como veremos, uno de ellos incluso aludió a una época en la que la Luna no existía.

También hay algunas anomalías genuinamente extrañas que aún no se han explicado de manera satisfactoria. Quizás aún más extraño, algunas de estas locas conspiraciones (si alguna vez se demuestra que son ciertas) ofrecerían esas explicaciones que hasta ahora nos han eludido. Aquí están 10 de los hechos más extraños y las conspiraciones más locas sobre nuestra Luna.


Desmontando el mito de que el aterrizaje en la luna fue un engaño

Hoy hace cuarenta y cinco años, por primera vez en la historia, la humanidad existía en dos mundos al mismo tiempo.

En la Tierra, aproximadamente 1 de cada 7 de los 3.600 millones de personas en su superficie estaba viendo a dos personas salir a la Luna. Este momento siguió a una carrera espacial de ocho años, un viaje de 3 días a una órbita lunar, un descenso de dos horas y media que casi tuvo que ser abortado en el último minuto, y lo que solo puedes imaginar fue una espera de 7 horas excepcionalmente tensa en el módulo lunar.

El 21 de julio, Neil Armstrong caminó sobre la luna.

La demora entre el aterrizaje y la caminata hacia la superficie originalmente tenía la intención de permitir que Armstrong y Aldrin pudieran dormir un poco después de un largo día, como era de esperar, ninguno de los dos estaba de humor para una siesta.

Los aterrizajes en la Luna han tenido importantes impactos culturales y económicos, y se votan regularmente como el evento más importante de la historia moderna. Como demostración de lo que nosotros, como especie, somos capaces de hacer cuando nos enfocamos en un objetivo específico, no tienen parangón.

Sin embargo, enviar y devolver un total de 12 personas en seis misiones de forma segura a la superficie de otro mundo y de regreso es una hazaña de ingeniería tan increíble que para muchas personas es exactamente eso: increíble. Una parte considerable del público (6% en los EE. UU. Según una encuesta de Gallup de 1999, y un preocupante 25% en el Reino Unido según una encuesta de 2009 en la revista E & ampT) cree que al menos algunas partes del programa Apollo fueron fabricadas por la NASA. .

Las teorías de la conspiración para el aterrizaje en la Luna son casi tan antiguas como el propio programa Apolo. En 1974, dos años después de la misión final del Apolo 17, un escritor técnico llamado Bill Kaysing publicó por sí mismo el libro 'Nunca fuimos a la luna', y el año pasado Channel 5 transmitió el documental de Fox 'Did We Land On The ¿Luna?'.

Sorprendentemente, ambas fuentes ofrecen la misma "evidencia" de que los aterrizajes fueron falsos, a pesar de los cuarenta años intermedios de desacreditación completa. A continuación, se muestran tres de los más comunes:

No hay estrellas visibles en las fotografías

El cielo está, para usar el término científico, pésimo de estrellas. A simple vista se pueden ver unos 5.000 de ellos, a menos que, por supuesto, sea de día. Durante el día, la atmósfera que rodea la Tierra dispersa parte de la luz del Sol (la luz azul se dispersa sobre todo, razón por la cual el cielo es azul y también por qué el Sol aparece rojo cuando está bajo en el horizonte, cuando la mayor parte de la luz azul se ha dispersado). Esta luz difusa y dispersa es suficiente para ahogar por completo los diminutos pinchazos de luz de las estrellas que están a miles de millones de kilómetros de distancia.

Por la noche, cuando la Tierra oscurece la luz del Sol, tenemos una vista relativamente clara del paisaje estelar.

La Luna, que carece de atmósfera, es diferente. Incluso durante el día, el cielo está completamente oscuro. Los rayos del Sol brillan sin dispersarse sobre la superficie de la Luna. Entonces, ¿por qué las estrellas no son visibles en las fotografías tomadas por los astronautas del Apolo?

La respuesta tiene que ver con el tiempo de exposición. Su fotografía lunar típica muestra a un astronauta con un traje espacial blanco brillante, algún equipo blanco de función misteriosa y arcana, y varios kilómetros cuadrados de paisaje grisáceo, todo bajo un cielo completamente negro. En comparación con la cantidad de luz que cae sobre la cámara desde las características de la superficie, la luz incidente de las estrellas es pequeña.

Si la cámara tuviera un tiempo de exposición lo suficientemente largo para capturar suficiente luz de las estrellas para que fueran visibles, todo lo demás en la imagen estaría sobreexpuesto y decolorado. Incluso si toma una foto de las estrellas en la Tierra, es poco probable que vea mucho si hay algo incluso un poco brillante en primer plano.

Bandera ondeando en el vacío

20 de julio de 1969: Buzz Aldrin saluda a la bandera de los Estados Unidos desplegada durante una actividad extravehicular del Apolo 11 (EVA) en la superficie lunar Nasa

Imagina que estás a cargo de disparar el falso aterrizaje en la Luna en el Área 51. Estás bajo una enorme presión para hacerlo bien. El gobierno de los EE. UU. Ha dejado en claro que debe producir un retrato absolutamente impecable de una misión exitosa a la Luna: tan técnicamente perfecta que resiste el escrutinio más severo en las próximas décadas. Cualquier cosa menos causaría un daño irreparable a la reputación y la confiabilidad del gobierno de los Estados Unidos.

Hoy está filmando la plantación de la bandera, una escena que seguramente se proyectará miles de veces en las próximas décadas a miles de millones de personas. Armstrong salta hacia el portabanderas, despliega la bandera de nailon y la coloca en posición vertical.

En ese momento, una ráfaga de viento procedente de la puerta del escenario abierta errantemente hace que la bandera se agite y se agite. El director grita "¡Corten!" y te pregunta si quieres volver a disparar.

"No, nadie se dará cuenta", responde.

Esta es una de esas piezas de "evidencia" que puede descartarse casi simplemente porque no cree que los conspiradores serían tan descuidados. Algunos han señalado que fingir los aterrizajes en la Luna, en lugar de hacerlos realmente, serían la hazaña más técnicamente imposible, pero uno habría pensado que una conspiración de miles de millones de dólares recordaría mantener las puertas cerradas cuando estaban filmando lo que se suponía que era un entorno sin aire.

De hecho, la razón por la que la bandera se mueve como si ondeara durante algún tiempo después de haber sido plantada es precisamente porque hay era sin aire. En el vacío, las cosas que se mueven tienden a seguir moviéndose y, en ausencia de arrastre del aire, la bandera suspendida se mueve hacia adelante y hacia atrás como un péndulo durante unos segundos.

Radiación letal

Esta foto de archivo de mayo de 1969 muestra a la tripulación de astronautas de la misión de aterrizaje lunar Apolo 11. De izquierda a derecha, Neil Armstrong, comandante Michael Collins, piloto del módulo de comando y Edwin "Buzz " Aldrin, módulo lunar Nasa / Getty

Los astronautas que se han aventurado fuera de la atmósfera protectora de la Tierra han informado ocasionalmente de un fenómeno extraño: destellos intermitentes de luz blanca en su campo de visión, sin fuente aparente. Desde entonces, se ha descubierto que estos se deben a los rayos cósmicos que interactúan con la retina, estimulándola para causar la percepción de la luz.

Nuestra proximidad al Sol proporciona la luz y el calor que necesitamos para vivir, pero también significa que si nos aventuramos fuera del campo magnético de la Tierra estamos expuestos a algo más que el Sol emite en grandes cantidades: radiación ionizante.

Los efectos de la radiación ionizante en el cuerpo humano pueden ser mucho peores que los molestos destellos de luz, pero afortunadamente para nosotros, el campo magnético de la Tierra nos protege de la mayor parte.

Parte de la radiación se captura en el campo magnético y forma una capa mortal a decenas de miles de kilómetros sobre la Tierra llamada cinturones de Van Allen, demasiado alta para afectar a los astronautas del transbordador espacial o satélites de comunicación, pero potencialmente mortal, afirman los teóricos de la conspiración, para el Apolo. astronautas que supuestamente los atravesaron.

El problema aquí es una combinación de dos conceptos. Algunas personas se confunden sobre la función de los cinturones de Van Allen, pensando que nos protegen de la radiación y que el espacio exterior está inundado de radiación mortal. De hecho, durante la mayor parte de la distancia entre la Tierra y la Luna, el nivel de radiación dentro de la nave espacial Apolo fue solo ligeramente elevado.

Todavía tenían que pasar por los cinturones, pero la misión estaba planeada para que pasaran el mínimo de tiempo dentro de ellos.

En total, los astronautas del Apolo recibieron una dosis de radiación de aproximadamente 10 miliSieverts, que es aproximadamente lo mismo que una tomografía computarizada (o un año viviendo en Cornualles).

Hay muchas otras teorías que se han presentado a lo largo de las décadas y, sin excepción, todas han sido desacreditadas, a menudo después de una mínima cantidad de lógica aplicada. Por otro lado, hay muchas pruebas que muestran de manera irrefutable que en el espacio de 3 años, 12 hombres caminaron sobre la superficie de la Luna y regresaron a la Tierra.

Espejo, espejo, en la luna

20 de julio de 1969: Buzz Aldrin camina sobre la superficie de la luna. Neil Armstrong, tomando la foto, se refleja en su visera Nasa

Además de huellas, banderas, pelotas de golf y automóviles de 38 millones de dólares, los astronautas del Apolo dejaron algo más en la superficie de la luna: un gran espejo, similar a un reflector de ojo de gato.

La luna es bastante reflectante, pero sorprendentemente su albedo (la cantidad de luz que refleja) es de solo 0,12, aproximadamente lo mismo que el carbón. La razón por la que parece tan luminosa y blanca se debe en parte a su contraste con la negrura del espacio, pero también a que la reflectividad de la Luna es bastante direccional (la luz que cae sobre la superficie tiende a reflejarse en la misma dirección, lo que hace que las lunas llenas sean especialmente brillantes). .

El Experimento de alcance del láser lunar mejora estas dos características, proporcionando una superficie en la Luna que es extremadamente reflectante y muy direccional.

Como resultado, es posible disparar un láser a la superficie de la Luna y, aproximadamente 2,4 segundos después, detectar el rayo reflejado. Al medir exactamente este intervalo de tiempo, podemos medir la distancia a la Luna con tanta precisión que sabemos, por ejemplo, que se aleja 3,8 cm al año.

Estos experimentos se han repetido de forma independiente varias veces desde 1969, y ninguno de ellos habría funcionado si los astronautas del Apolo no hubieran dejado ese espejo allí.

El tamaño de una conspiración es inversamente proporcional a las probabilidades de que siga siendo un secreto

24 de julio de 1969: el presidente estadounidense Richard M. Nixon da la bienvenida a los astronautas del Apolo 11 a bordo del USS Hornet. Ya confinados en la Instalación de Cuarentena Móvil están (de izquierda a derecha) Neil A. Armstrong, comandante Michael Collins, piloto del módulo de comando y Edwin E. Aldrin Jr., piloto del módulo lunar Nasa

El programa Apollo involucró a miles de personas que trabajaban hacia un solo objetivo. Cada etapa de la misión y cada componente de la nave espacial fue planificado con meticuloso detalle por expertos de docenas de especialidades diferentes. Si el objetivo del programa no fuera poner a alguien a salvo en la Luna y devolverlo sano y salvo, parece increíblemente improbable que alguien no hubiera resuelto esto.

La cantidad de esfuerzo que habría requerido para mantener la conspiración parece tan grande que, en realidad, aterrizar en la luna parece ser la opción más simple (el boceto relevante de Mitchell & amp Webb aquí).

Peor aún, la conspiración necesariamente tendría que extenderse más allá de la NASA. Los alunizajes fueron confirmados independientemente por naciones de todo el mundo, incluida la Unión Soviética.

Llega un punto en el que si su supuesta conspiración implica la connivencia de ambos lados de la Guerra Fría, entonces está atribuyendo tanto poder a los conspiradores que no parece tener sentido tratar de descubrirlo.

Regresando a la escena del crimen

En lo que se esperaría que fuera el último disparo en la cabeza para acabar con el engaño del zombi del aterrizaje en la Luna de una vez por todas, el Orbitador de Reconocimiento Lunar ha tomado varias fotografías de alta resolución en los últimos años de los seis sitios de aterrizaje del Apolo.

La continua popularidad de la teoría de la conspiración del engaño del aterrizaje en la Luna es extraña, dada la continua acumulación de evidencia en su contra.

Parte de la razón puede ser que con la llegada de Photoshop y el uso cada vez mayor de efectos especiales fotorrealistas en las películas, la gente se ha acostumbrado a la idea de que las imágenes y los videos se pueden alterar de manera convincente, olvidando que estas técnicas eran prácticamente inexistentes en 1969.

Otra parte puede deberse a una creciente desconfianza en el gobierno y a una creciente lista de escándalos que muestran que, sí, a veces los gobiernos hacer conspirar contra su ciudadanía.

Pero cualquier teoría, incluidas las teorías de la conspiración, debe basarse en evidencia, y nada de lo que se ha ofrecido como evidencia en contra de los aterrizajes en la Luna tiene fundamento.

Un ser humano que camina sobre la Luna es uno de los mayores logros de la humanidad, y es descorazonador y frustrante ver a la gente intentar borrarlo de la historia insistiendo en que nunca sucedió. Cuando Buzz Aldrin fue abordado por un teórico de la conspiración que lo llamó "un cobarde, un mentiroso y un ladrón", es difícil culparlo por su reacción.

Donald Sinclair es un ex profesor y conferencista de física que ahora trabaja como investigador de física médica / científico de imágenes en la investigación del cáncer en uno de los mejores hospitales de Londres.


El equipo de video requerido no existía

Hay una miríada de diferentes teorías de conspiración relacionadas con el aterrizaje en la luna (estrellas ausentes en las fotografías, la bandera "ondeando", la roca con la letra "C" escrita en ella), todas las cuales han sido desacreditadas mil veces.

El hecho de que múltiples naciones, incluidos los soviéticos, verificaran el logro de la NASA en ese momento debería ser evidencia suficiente de que el hombre aterrizó en la luna. Si alguien iba a gritar juego sucio, serían los rusos, pero no lo hicieron. Cualquier conspiración también habría involucrado a los 400,000 hombres y mujeres en los Estados Unidos que trabajaron en el programa Apollo. ¡Ese es un gran encubrimiento!

Dejando a un lado esos argumentos bastante convincentes, la teoría del engaño vuelve a caer cuando te enfocas en la tecnología de películas y videos disponible en 1969. En nuestro mundo de CGI avanzado y efectos especiales, es muy fácil para nosotros imaginar que Hollywood podría haber ayudado a la NASA. inventar un aterrizaje creíble en la luna. La verdad es que la tecnología para hacer eso simplemente no existía en ese entonces, un hecho que ha sido confirmado por varios expertos en cine.

No puedo pensar en ninguna forma en que pudieran haber fingido el alunizaje con la tecnología que tenían en ese momento.

Los teóricos de la conspiración han afirmado que se le pidió al famoso director Stanley Kubrick que filmara un alunizaje falso después del éxito de su película de ciencia ficción de 1968 2001: A Space Odyssey. Aunque la película fue pionera en el uso de efectos especiales, los logros técnicos de la película habrían palidecido en comparación con lo que se hubiera necesitado para fingir el alunizaje. Pero por el bien de la discusión, digamos que Kubrick aceptó el desafío. ¿Qué habría tenido que hacer para lograrlo?

"Hay dos formas diferentes de capturar imágenes en movimiento", explica Howard Berry, director de posproducción y líder de programa de la maestría en producción de cine y televisión de la Universidad de Hertfordshire. “Una es la película, tiras reales de material fotográfico sobre las que se exponen una serie de imágenes. Otro es el video, que es un método electrónico de grabación en varios medios, como una cinta magnética en movimiento. Con el video, también puede transmitir a un receptor de televisión ".

Si los alunizajes se hubieran filmado en un estudio de televisión en 1969, lo más probable es que el metraje hubiera sido de 30 fps (fotogramas por segundo), el estándar de televisión en ese momento. Sin embargo, sabemos que el aterrizaje en la luna se registró a solo diez fps en SSTV (televisión de exploración lenta) con una cámara especial de televisión Apollo. Eso significaría que Kubrick habría necesitado usar esa cámara específica al filmar la falsificación. Digamos que lo hizo.

Las imágenes capturadas del Apolo 11 mostraron a Neil Armstrong y Buzz Aldrin caminando en el entorno de baja gravedad de la superficie de la luna. Los teóricos han argumentado que los astronautas fueron hechos para verse así en cámara lenta. Una vez más, ¿la tecnología resiste el argumento? Hay dos formas de hacer videos en cámara lenta: grabar a velocidad normal y reproducir a velocidad lenta o grabar a velocidad rápida y reproducir a velocidad normal. Este último se conoce como sobrearranque y produce el resultado más suave y realista de los dos.

En 1969, el overcranking solo era posible con cámaras de película y, como ya hemos establecido, el metraje de Apollo fue filmado a 10 fps por el SSTV. Entonces, para lograr el efecto de cámara lenta, Kubick habría tenido que haber ralentizado artificialmente el metraje de video de 10 fps usando una grabadora de disco magnético, un dispositivo capaz de capturar videos a velocidad normal y reproducirlos lentamente.

Si bien las grabadoras de disco existían en ese entonces, solo podían capturar 30 segundos de metraje en tiempo real. Reproducido a 10 fps que daría un total de 90 segundos de video en cámara lenta. El metraje del Apolo 11 duró unos 143 minutos. Para capturar esa cantidad en video en cámara lenta, Kubrick habría necesitado grabar y almacenar 47 minutos de acción en vivo. Una proeza tecnológica que era simplemente imposible en 1969.

Pero, ¿y si Kubrick lo hubiera filmado de alguna manera en película, no en video? Eso le habría permitido sobrecargarlo al grabar el metraje a 30 fps y reproducirlo a 10 fps. Si bien es técnicamente correcto, no es tan simple como eso, ya que la película tiene sus propios inconvenientes. Para filmar 47 minutos de metraje en vivo, se habrían requerido más de 5,000 pies de película. Luego, los carretes tendrían que empalmarse y transferirse con éxito al video. Esa hazaña gigantesca habría tenido que lograrse sin que los rasguños, el grano de la película u otros artefactos comunes de la película se hicieran visibles en el metraje. Si lo hicieran, el engaño quedaría expuesto de inmediato.

Kubrick también habría tenido que repetir ese proceso, sin errores, para las cinco misiones lunares más emprendidas y filmadas por la NASA. Esas misiones posteriores también se dispararon a una velocidad de fotogramas más alta, lo que significa el doble de trabajo para los falsificadores. Como sugiere el cineasta y camarógrafo de toda la vida, S. G. Collins, "¿Crees que tal vez sería más fácil simplemente ir a la luna?"


6 teorías de conspiración del gobierno de EE. UU.

Cuando se trata de teorías de conspiración, la creencia de que el gran gobierno haría todo lo posible para llevar a cabo un engaño masivo no se limita a los lunáticos marginales. Mucha gente tiende a creer en una teoría de la conspiración u otra.

Por ejemplo, el 28% de los estadounidenses cree que un poder de élite secreto está tratando de gobernar el mundo. Eso es más de 84 millones de personas. Esto requeriría más de dos millones de libras de papel de aluminio solo para hacer suficientes sombreros para evitar que los Illuminati lean sus mentes. Esa misma encuesta encontró que el cuatro por ciento de los estadounidenses cree que el poder secreto de la élite está dirigido por extraterrestres reptiles que cambian de forma.

Si bien puede ser divertido bromear sobre las creencias extrañas que tiene la gente, la creencia generalizada en conspiraciones extrañas refleja en realidad más su desconfianza en su propio gobierno o autoridad en general. Y las teorías más difundidas sobre el gobierno de Estados Unidos ilustran esa desconfianza.

1. Estados Unidos ayudó a Hitler a escapar de Alemania.

Estados Unidos emergió de la Segunda Guerra Mundial como una nación completamente cambiada. La guerra terminó efectivamente con la Gran Depresión y aumentó el tamaño del gobierno federal de formas que el pueblo estadounidense nunca había visto. De repente, Estados Unidos pasó de ser una potencia de tercera categoría a convertirse en una superpotencia mundial. Fue un gran cambio en un corto período de tiempo.

Se crearon organismos globales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y las Naciones Unidas y se establecieron dentro del país. Las reuniones exclusivas que establecieron estos órganos, como la Conferencia de Bretton Woods, son exactamente el tipo de forraje que los teóricos de la conspiración necesitan para ponerse en marcha.

Así que casi tan pronto como terminó la guerra, los estadounidenses estaban dispuestos a creer en la desinformación soviética de que no era el cuerpo de Hitler encontrado fuera de un búnker de Berlín, sino el de un cuerpo doble. Los periódicos estadounidenses repitieron la afirmación del mariscal Georgy Zhukov, y los estadounidenses estaban dispuestos a creerlo.

Agregue la operación muy real para traer a cientos de ex científicos y técnicos nazis a los EE. UU., Con el nombre en código Paperclip, y no pasará mucho tiempo para ver cómo un público escéptico podría creer que la supervivencia de Hitler fue diseñada por la inteligencia de EE. UU. Desde entonces, los estudios han demostrado que los restos descubiertos por el Ejército Rojo eran, de hecho, de Hitler.

2. El fluoruro en el agua es un complot comunista.

El debate sobre las vacunas COVID-19 forzadas debería ser un buen recordatorio de que los estadounidenses no confían en el gobierno cuando se trata de tomar medicamentos. Cualquiera que haya intentado explicar los beneficios de la vacuna contra la gripe a sus padres ancianos ha estado teniendo este debate durante años. Ya sea que la fluoración del agua sea buena o mala, la idea de agregar fluoruro a los suministros de agua comenzó a dar vueltas en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, lo adivinó.

En la película de 1964 “Dr. Strangelove ”, el general Jack D. Ripper sugiere que agregar fluoruro al agua estaba destruyendo“ nuestros preciosos fluidos corporales ”y dejando a Estados Unidos débil y listo para una toma de poder comunista. Ripper estaba repitiendo como un loro una de las muchas creencias sobre el flúor en ese momento. Otra teoría es que el fluoruro hace que los estadounidenses se vuelvan apáticos, lo que si alguna vez ha visto algo político en los últimos 20 años, tiene poco sentido.

3. La CIA asesinó a John F. Kennedy.

La muerte del presidente Kennedy y sus secuelas tuvieron todos los ingredientes de un thriller de conspiración horneado en Hollywood, y los estadounidenses lo vieron todo en la televisión. Además del impactante evento en sí, nunca se hizo justicia contra el hombre que apretó el gatillo cuando el propietario de un club de striptease local, Jack Ruby, mató a tiros a Lee Harvey Oswald durante un traslado a la cárcel.

La responsabilidad del asesinato de JFK se ha relacionado con la CIA, Cuba y la KGB, porque Oswald anteriormente había desertado a la Unión Soviética. Las afirmaciones de un doble de cuerpo ruso para Oswald obligaron al gobierno a exhumar su cuerpo para confirmar su identidad.

Se sabía que Ruby estaba involucrada en el hampa de Dallas del crimen organizado y la prostitución, y la Casa Blanca de Kennedy estaba apuntando a las familias de la mafia de Nueva York. Pero ni siquiera Ruby podría decir si estaba silenciando a Oswald por la KGB o la mafia, porque murió de una embolia pulmonar en la cárcel.

Un ex oficial de la KGB llamado Vasili Mitrokhin que desertó a Occidente trajo consigo un archivo de documentos secretos de la KGB. Revelaron que la KGB propagó la conspiración de que la CIA estaba involucrada, utilizando documentos falsificados hechos después del asesinato.

4. El aterrizaje en la luna fue falso.

Probablemente la teoría de la conspiración más conocida en Estados Unidos, salvo el asesinato de Kennedy, es que el alunizaje nunca ocurrió. Algunos dicen que fue puesta en escena en un backlot de Hollywood y dirigida por Stanley Kubrick.

La NASA, dicen, organizó los aterrizajes para obtener más fondos. El gobierno de los EE. UU. Aceptó el engaño por temor a ser eclipsado por el programa espacial de la Unión Soviética, para lograr la afirmación de Kennedy de que EE. UU. Llevaría a un hombre a la luna dentro de la década y para distraer al público de la guerra de Vietnam.

Todas estas razones han sido desacreditadas de alguna forma, desde imágenes reales de alta resolución de los sitios de alunizaje hasta audiencias del Congreso y archivos soviéticos desclasificados. Nadie sabe por qué el mito perdura, pero un físico desarrolló un modelo matemático que dice que se necesitaría una conspiración de 411.000 personas para mantener en secreto un aterrizaje lunar organizado, y que de todos modos se habría revelado en menos de cuatro años.

Probablemente no ayude que la NASA borrara accidentalmente todas las cintas originales de la misión Apolo 11. And don’t mention it to Buzz Aldrin -- the last time someone tried that, Aldrin punched him in the face.

5. ‘Chemtrails’ Are Used to Control the Population.

When jet aircraft reach cruising altitude, the combination of temperature, exhaust particles and water vapor can form condensation trails in straight lines behind the jet engines. These are known as “contrails.” Depending on the humidity, they usually dissipate in minutes to hours after forming, according to the FAA.

The Chemtrail conspiracy posits that some of these trails aren’t water vapor at all, but top-secret chemicals used by the federal government on Americans to some nefarious effect. These chemical trails are said to be anything from mind-control agents to weather and even population control.

It first emerged after the U.S. Air Force was accused of forming bizarre contrail patterns, which some believed were spraying Americans with unknown substances. The accusation was linked to a USAF paper called “Weather as a Force Multiplier: Owning the Weather in 2025,” which basically discussed weather manipulation scenarios in wartime.

The U.S. already experimented with wartime weather modification in the Vietnam War with Operation Popeye, which led to the 1977 Environmental Modification Convention, outlawing its use in combat. The Air Force paper was purely speculative. Subsequent government investigations by the FAA, EPA, NASA and NOAA found that there are no such things as “chemtrails.”

6. Birds Aren’t Real.

By far, the most outlandish conspiracy on the list is the idea that all birds have been systematically exterminated and replaced with exact-replica drones. The Birds Aren’t Real movement says it's been around since 1976. Like many great conspiracy theories, it brings together many other theories to form a grand, unified theory of government surveillance, “Birds Aren’t Real.”

The CIA used poison gases (chemtrails) to kill off all live birds in the country in an operation called “Water the Country.” They then were replaced with drones built at Area 51 to watch people and monitor their behavior. They believe Kennedy was assassinated because he refused to implement the bird watching program. The engineers who built the birds were sent to Vietnam and were captured by the Viet Cong.

In the past few years, “Bird Brigades” have popped up in six cities to form a movement to inform the American people about their avian overseers.


The moon is (unfortunately) not made up of cheese, a popular myth or story told to children. If it were made of cheese, that would mean there is a gigantic cow somewhere in the solar system. And in this cosmic game of Where's Waldo?, we probably would've already detected the beast. But then again, space is random and you never know what you'll find, you know?

A popular lunar myth holds that a full moon can affect our well-being — it can make us wilder, more likely to give birth, less likely to sleep, more likely commit crimes. Others claim that they just can't sleep on the night of a full moon. Though there are studies aimed at trying to find a link between a full moon and these activities, they have all come up short. For example, a 1985 literature review found that there was no link between the full moon and timing of mental illness, criminal behavior or other such human activities.


Moon landing conspiracies DEBUNKED: 5 NASA Moon landing conspiracies explained

Link copied

Lunar dust: Scientists analyse Apollo 17 artefact

When you subscribe we will use the information you provide to send you these newsletters. Sometimes they'll include recommendations for other related newsletters or services we offer. Our Privacy Notice explains more about how we use your data, and your rights. Puede darse de baja en cualquier momento.

Millions around the world watched NASA astronauts Neil Armstrong and Buzz Aldrin take one small step for mankind on July 20, 1969. Afterward, the two men and third crew member Michael Collins return safely to Earth. However, only a year later, a minority began to claim NASA&rsquos &ldquogiant leap for mankind&rdquo was faked. Theories the NASA Moon landing was actually a hoax waged by the US to win the space race against the Soviets began to gain take hold in the 1970s and although these claims easily countered, they have continued to this day.

Related articles

There are many details that forgers could not possibly have got right in a recreation

Sir Charles Shults III

The NASA Apollo 11 American flag looks like it is flapping in the wind:

The NASA Apollo 11 American flag appears to be flapping in the wind in the iconic Moon landing footage.

But conspiracy theorist point out there is no wind on the moon, which they use as evidence that Moon landing was faked.

However, this is because it was no an ordinary flag as NASA designed special flags for astronauts to take with them.

These flags had a horizontal rod inside to make them stick out from the flagpole.

The Apollo 11 astronauts had trouble extending the rod all the way, and in still pictures, this creates a ripple effect that makes the flag look like it&rsquos waving in the wind.

Careful study of video footage shows the flag only move while the astronauts are grinding it into the moon&rsquos surface.

NASA Apollo 11 Moon landing: Conspiracy theories have gained traction (Image: Getty)

Apollo 11 Moon landing conspiracies: NASA's mission was not a hoax waged by the US (Image: Getty)

You cannot see the stars in the NASA Apollo 11 Moon landing footage:

There are no stars in the pictures taken by NASA astronauts Neil Armstrong and Buzz Aldrin on the Moon.

This is because all of the exposures of the astronauts on the moon are daylight exposures.

The lunar surface was brightly illuminated from the Sun and the NASA astronauts are wearing bright white space suits that are highly reflective.

The exposure on the astronauts&rsquo cameras was too short to capture the space suits and the moon&rsquos surface while also capturing the comparatively dimmer stars.

Related articles

The shadows do not look correct on the NASA Apollo 11 footage:

In photographs from the Moon landing, certain objects can be seen even though they are in shadow.

Conspiracy theorists use this to argue this would not be the case if the Sun were the only source of light.

They claim some objects can be seen in shadow is the consequence of special Hollywood lighting.

However, the Sun is not in fact the only source of light on the Moon.

The lunar ground is another source as it reflects the sun&rsquos light as the sunlight is being scattered or reflected off the ground and this enough for light to scatter into the shadows.

Moon landing conspiracies: Neil Armstrong, Buzz Aldrin and Michael Collins landed in 1969 (Image: Getty)

Moon landing conspiracies: Neil Armstrong took one small step on July 20, 1969 (Image: Getty)

You cannot see Neil Armstrong&rsquos camera in his Apollo 11 Moon selfie:

In one of the pictures from the moon landing, you can see Armstrong clearly reflected in Aldrin&rsquos visor.

Some conspiracy theorists point out Armstrong does not appear to be holding a camera, meaning someone else must have taken the picture.

The NASA astronaut couldn&rsquot walk around the moon with a regular hand-held camera.

In his bulky suit, Armstrong required something easy to manipulate.

The camera he used on the moon was mounted on the front of his suit, which is where his hands are in the reflection.

Related articles

Did director Stanley Kubrick actually film the NASA Apollo 11 Moon landings?

Director Stanley Kubrick&rsquos film 2001: A Space Odyssey amazed audiences in 1968 for his realistic depiction of outer space.

The iconic film was so compelling it caused some conspiracy theorists to speculate whether the US government had actually hired Kubrick to film the moon landing in Hollywood.

However, Kubrick&rsquos movie 2001 looked real because Kubrick enlisted astronomical artists and aerospace engineers to help him with it.


You can't see the cameras that the astronauts used to take pictures

One of the most famous images from the Apollo 11 Moon mission is that of Neil Armstrong and the Eaglelunar lander reflected in Buzz Aldrin's visor.

However, some conspiracy theorists have questioned who took the photo as no camera is visible on either astronaut.

The cameras were actually mounted on the astronauts suits meaning they wouldn't have been holding them up to their visors.

In the picture you can just about make out Neil Armstrong's arms up at his chest.

Apollo 11 mission – the key facts

Here's what you need to know.

  • Apollo 11 is the name for the mission that landed the first two people on the Moon
  • The spaceflight was manned by Command Neil Armstrong and lunar module pilot Buzz Aldrin, both Americans
  • They landed the Apollo Lunar Module Eagle on July 20, 1969 and 8.17pm UTC
  • Armstrong became the first person to set food on the lunar surface six hours later
  • He was then joined by Aldrin a further 19 minutes later
  • The pair spent roughly two hours and 15 minutes together outside the spacecraft, collecting lunar material to bring back to Earth
  • And in total, they spent 21.5 hours on the lunar surface before rejoining the command module Columbia in lunar orbit
  • Armstrong's first step onto the lunar surface was broadcast live on TV to the world
  • He famously described the moment as "one small step for man, one giant leap for mankind"

TOP STORIES IN SCIENCE

MIND'S EYE

MISSING FIGURES

MIND BENDER

THIS BITES!

SWEET SIGHT

SAVE OURSELVES

A recent study revealed the Moon may be shrinking due to drastic changes to its surface.

Do you believe that the first man walked on the Moon in 1969? Let us know in the comments.

We pay for your stories! Do you have a story for The Sun Online news team? Email us at [email protected] or call 0207 782 4368 . We pay for videos too. Click here to upload yours.

Más de The Sun

Matt Hancock & Gina Coladangelo pals since UNI before she scored health gig

Matt Hancock RESIGNS after humiliating pictures exposed affair with aide

Javid to replace Hancock after aide affair revealed, Downing Street announces

Hancock told wife he was leaving her on the night aide affair was revealed

Sigue el sol

Servicios

& copyNews Group Newspapers Limited en Inglaterra No. 679215 Domicilio social: 1 London Bridge Street, Londres, SE1 9GF. "The Sun", "Sun", "Sun Online" son marcas comerciales registradas o nombres comerciales de News Group Newspapers Limited. Este servicio se proporciona en los Términos y condiciones estándar de News Group Newspapers 'Limited de acuerdo con nuestra Política de privacidad y cookies. Para solicitar información sobre una licencia para reproducir material, visite nuestro sitio de distribución. Vea nuestro paquete de prensa en línea. Para otras consultas, contáctenos. Para ver todo el contenido de The Sun, utilice el mapa del sitio. El sitio web de Sun está regulado por la Organización de Estándares de Prensa Independiente (IPSO)


Lunar rocks debunk moon landing conspiracy theories

Credit: The Australian National University

Rocks collected from the moon 50 years ago and analyzed by an international team of scientists, including from the Australian National University (ANU), dispel any notion that the lunar landing was faked, an ANU expert says.

ANU scientist Professor Trevor Ireland, who is a space rock expert, said no conspiracy would have or could have made the moon rocks.

"Any attempt to make moon rocks in a laboratory would be a monumental failure and likely cost more money than it took NASA to get to the moon and back," said Professor Ireland from the ANU Research School of Earth Sciences. "The lunar soil is like nothing we have seen before on Earth. It is the result of eons of bombardment on the surface of the moon. The rocks have compositions that are unique to the moon."

Professor Ireland said the scenario of an unmanned mission retrieving the moon rocks was also practically impossible. "There are 380 kg of moon rocks. Getting this amount of material back to Earth is just as difficult as getting 24 Apollo astronauts on nine missions to the moon and back to Earth. That six of the missions landed on the moon, and brought samples back to Earth, is one of the greatest achievements in history. To this day, we continue to analyze the Apollo lunar rocks and they still have surprises for us."

Professor Ireland was not part of the team that analyzed the first samples of moon rocks in 1969, but several ANU researchers were: Ross Taylor, Bill Compston, Ted Ringwood and John Lovering. Professor Ireland has worked with these first moon rock researchers and on lunar materials, and knows the significance of their work and back stories from this exciting time.

"Everyone knows about Australia's role in relaying live television of the first steps on the moon, but the work that these ANU scientists did is one of the other great Australian stories from the moon landing 50 years ago that people may have never heard before.

"Ross led the NASA team that carried out the first analysis of the lunar rock that Neil Armstrong collected, revealing that the moon had experienced a global melting event in its history.

"Bill's analyses revealed that the age of lunar rocks was extremely old—older than anything on Earth.

"Ted and John's work revealed that the moon had a new set of minerals that are not found on Earth."

Emeritus Professor Taylor, who is 93 and continues to maintain a strong interest in space rocks, said working with the Apollo mission in 1969 was the opportunity of a lifetime. He recalled working with bulky gloves on samples in sealed boxes, under tight security with armed guards. "I often worked from 7 am until 3 am the following day to deliver results to daily press conferences, such was the huge level of interest globally in our findings," Professor Taylor said. "Any error in the analysis would have ruined my reputation. Only moments before one press conference I realized we had made a big mistake and corrected it—just in the nick of time. It was an exhilarating time to be a scientist."

Professor Taylor recalled narrowly avoiding being quarantined and prevented from working with the lunar rocks for many several when a container was spilt in the Johnson Space Center laboratory. "I hid in a lavatory to avoid the professional isolation from the rocks I was working on," Professor Taylor said. "My heart was racing that day, I can assure you."


How moon landing conspiracy theories influenced the far-right

It may have marked one of the most important scientific and technological advances in history, but it also birthed a movement of thinkers whose distrust of government forces continues to shape our social and political landscape

Article bookmarked

Find your bookmarks in your Independent Premium section, under my profile

Article bookmarked

Find your bookmarks in your Independent Premium section, under my profile

Half a century has passed since Nasa launched its spectacular missions to the Moon, broadcasting the first of its six to millions around the world in 1969. But since then, conspiracy theorists have poured endlessly over the footage, photography and details around the expeditions, claiming they never took place at all. And this phenomenon has become more widely-believed in recent years a 2019 YouGov poll found that one in six British people agreed with the statement: “The moon landings were staged.”

Hoax claims first gained traction in 1976 when German-American writer Bill Kaysing self-published a book entitled, We Never Went to the Moon: America’s Thirty Billion Dollar Swindle, in which he stated that there was only a 0.0017 per cent chance scientists could plot a safe moon landing, and that the Apollo 11 craft could not have withstood the intense heat of the Van Allen radiation belt (a giant area of magnetically trapped, highly energetic charged particles that surround the Earth) as it was fired into space.

Kaysing also claimed that after the craf blasted off into orbit, it simply waited up there, circling the planet for hours, whilst the rest of the world watched scenes that were painstakingly crafted in a television studio in Area 51. He also points to photos of the astronauts during an interview on their return, arguing that had they really gone to space, they’d look more “excited”.

Debunked: Moon landing conspiracy theories

1 /8 Debunked: Moon landing conspiracy theories

Debunked: Moon landing conspiracy theories

Flag waves but there is no wind on the moon

Debunked: Moon landing conspiracy theories

Boot doesn't match the boot print

Debunked: Moon landing conspiracy theories

Boot doesn’t match the boot print

Debunked: Moon landing conspiracy theories

No stars in outer space?

Debunked: Moon landing conspiracy theories

Astronauts couldn’t survive the radiation belts

Debunked: Moon landing conspiracy theories

Astronauts couldn’t survive the radiation belts

Debunked: Moon landing conspiracy theories

Shadows aren’t parallel - must be a lighting set-up

Debunked: Moon landing conspiracy theories

Shadows aren’t parallel - must be a lighting set-up

It’s worth considering how Kaysing’s moon landing theories have spread so rapidly in an age before the internet, and how this widely-believed phenomenon has come to influence the 21st century concept of fake news and the right-wing agenda.

When Kaysing published his controversial book, American faith in the government was at an all-time low. In 1969, classified government documents known as the Pentagon Papers were leaked to the New York Times and proved that President Lyndon Johnson had knowingly misled the US public into believing the government had a political mandate to engage in the Vietnam War. Then the Watergate political scandal from 1972-1974, led to the resignation of president Nixon and further eroded public faith in the US government. And all this occurred during the height of the Cold War, in which the US and the Soviets invested heavily in media propaganda to position themselves as global superpowers. The “space race” between the two nations was a competition to see who owned the best technology and would therefore be first to walk on the Moon.

Conspiracy theories can be a powerful way to challenge the efficacy of institutional power, but often they are also a way of affirming long-held beliefs (known as confirmation bias), or attempting to comfort ourselves during chaotic, difficult-to-digest incidents. As Christopher French, a professor of psychology at Goldsmiths, University of London explains in a Scientific American article. “As a species, one of our greatest strengths is our ability to find meaningful patterns in the world around us and to make causal inferences. We sometimes, however, see patterns and causal connections that are not there, especially when we feel that events are beyond our control.”

Moon landing denial continues to permeate popular discourse, but these theories are now increasingly linked to far-right ideologies. In 2001, Fox News aired a documentary called Did We Land on the Moon?. And in 2018, the University of Cambridge released the findings of the largest ever cross-national study conducted on conspiracy theories, and found a direct correlation between conspiracy theories and populist politics.

Voting for Brexit and Trump was found to be associated with a wide range of conspiratorial beliefs, with researchers uncovering that these groups are more likely to believe climate change is a hoax, vaccines are harmful, and that illuminati-style groups rule the world. They also found that 33 percent of British and French people believe their governments are obscuring the truth about immigration and that many also supported a theory known as “the great replacement” which posits that Muslim immigration is part of a plan to make Muslims the global majority.

In 2018, US basketball player Steph Curry revealed that he lacked faith in the likelihood of the moon landings being real. His comments sparked a media backlash and resulted in a request from Nasa astronaut Scott Kelly to “DM him” to discuss. The two ended up meeting and recording their conversation for a podcast, and Curry apologised to Kelly for doubting the missions. The astronaut accepted the apology but stressed that giving weight to unsubstantiated conspiracy theories can have dangerous, societal consequences. "What happens is, then, when people believe those things, they believe the other things that are more important, like climate change not being real, and vaccines [causing autism], and 9/11 being a government conspiracy theory” Kelly commented.

The legacy of the moon landings extends far beyond proven technological advances and scientific progress – it has also birthed a whole host of non-believers and right-wing thinkers whose distrust and suspicion of government forces continues to shape our social and political landscape to this day.

As is the case with the Holocaust and the Second World War, as time passes, truth and fact often become distorted and replaced with myth and alternative stories to support new, disruptive thought. There’s a damning amount of evidence that proves that the moon landings actually happened (including this cool video which shows how Nasa store their moon rocks), but it’s up to us to perpetuate facts and logic in order to overshadow harmful, agenda-driven theories.


Ver el vídeo: Los Secretos del ORINOCO oculto por siglos, Venezuela Salvaje en HD